Activismo y cambio de conciencia social
Tuesday September 26th 2017

Eagle Man: el viejo guerrero sioux

A pesar del cansancio de los años, Eagle Man sigue teniendo una profunda determinación en la mirada

Ed McGaa – Eagle Man, líder ceremonial sioux lakota, ha estado con nosotros durante once días, dejando tras su paso no sólo la exótica atmósfera de su cultura, sino también un mensaje de lucha y de compromiso.

Eagle Man nació en la reserva sioux de Pine Ridge, que actualmente sigue siendo una bolsa de pobreza en el corazón de los Estados Unidos. Y esa misma pobreza, esa marginación, esa opresión sobre su cultura por parte del gobierno y de los misioneros católicos, fueron las que le llevaron a él y a otros muchos jóvenes nativos americanos como él a buscar una salida de la reserva, de la pobreza y la marginación enrolándose como voluntarios en el ejército de los Estados Unidos.

Hasta las guerras de Iraq y Afganistán, los nativos americanos han sido el colectivo étnico que más voluntarios ha aportado, proporcionalmente, al ejército norteamericano. Su cultura del coraje y del servicio a su pueblo les llamó a estos cometidos, por paradójico que fuera servir en el mismo ejército que les masacró y esclavizó. Pero aún más les llamó la posibilidad de salir, de ese modo, del tercer mundo en el que habían sido recluidos.

Eagle Man se enroló así pues en los Marines, y combatió como cabo en la Guerra de Corea, para más tarde convertirse en piloto de combate en la Guerra de Vietnam. A los mandos del famoso Phantom F4, Eagle Man llevó a cabo 110 misiones de combate durante la guerra, siendo condecorado con 8 medallas del aire y dos Cruces al Valor, y siendo recomendado para la Cruz de Vuelo Distinguido.

Perteneciente a la misma tribu (la oglala) a la que perteneció el más famoso de los guerreros nativos americanos, Caballo Loco, Eagle Man no se arrepiente de su participación en estas dos guerras. Es más, se siente orgulloso de su pasado militar, que ostenta orgulloso con la gorra de veterano de ambas guerras que se encasqueta cuando sale a la calle. Eagle Man acepta su vida tal como ha sido, pero es muy consciente de que los caminos para un mundo mejor no pasan por las guerras, y también es consciente de todo el daño que los sucesivos gobiernos de su país han hecho en medio mundo con sus guerras por el poder, la supremacía y el petróleo.

Pero, cuando volvió de Vietnam, Eagle Man se involucró activamente en la lucha por los derechos de su pueblo, enfrentándose a las autoridades del gobierno y a los misioneros cristianos por recuperar la más sagrada de sus tradiciones, la Danza del Sol, que había estado prohibida en las reservas hasta que él y otros jóvenes, de la mano del famoso hombre-medicina Fools Crow (Cuervo Loco), se atrevieron a desafiarles, recuperando esta tradición y devolviéndole la vida a la cultura sioux.

Hasta en seis ocasiones fue honrado por su pueblo para participar en la Danza del Sol, y con ello estrechó aún más el contacto con sabios ancianos y hombres-medicina lakotas, como Cuervo Loco, Pluma de Águila y Ben Black Elk, el hijo del inmortal Alce Negro. Sería éste precisamente quien le diera su nombre de Eagle Man, Hombre Águila.

Con estos bien conocidos ancianos por mentores, Eagle Man se adentró en la profunda espiritualidad lakota, aprendió los rituales y las ceremonias tradicionales de su cultura y se convirtió en el sabio anciano que nosotros hemos tenido la suerte conocer.

Pero, a pesar de su edad, Eagle Man no ha dejado de ser un guerrero, si bien su manera de combatir es, ahora, no-violenta. Su guerra es actualmente, según su propia confesión, luchar por salvar la vida en la Tierra.

Y para ello transmite el mensaje y las ceremonias que heredó de Cuervo Loco y Pluma de Águila, herederos a su vez del legado de Alce Negro y su famosa visión de 1872. Un mensaje y unas tradiciones que pueden cambiar nuestra visión del mundo y llevarnos hacia una espiritualidad libre de dogmas y opresión, un espíritu capaz de respetar la Tierra y de mostrar una profunda reverencia y compasión por toda clase de vida.

Y Eagle Man le llama a este mensaje y a este espíritu La espiritualidad de la Madre Tierra, una manera de estar en el mundo que podría evitar el desastre ecológico hacia el cual nos encaminamos; un desastre que puede terminar con la humanidad.

En su combate en esta guerra a favor de la vida en la Tierra, Eagle Man ha escrito nueve libros (el más conocido de ellos, Mother Earth Spirituality, con 42 ediciones en Estados Unidos, y que pronto tendremos traducido al español), ha sido profesor de estudios medioambientales del Carleton College, en Minnesota, e incluso ha llegado a presentarse como candidato al senado de los Estados Unidos por el Partido Verde, en 2002.

Antes de partir, Eagle Man nos prometió volver de nuevo a España. Según él, su último viaje a nuestro país. “No me queda mucho. Pronto me habré ido”, nos decía serenamente en la terraza de un mesón en Requena, el pasado viernes. Mientras tanto, está escribiendo su décimo y, según él, último libro, un libro sobre la supervivencia de nuestro planeta.

Por nuestra parte, desearíamos que Eagle Man permaneciera con nosotros muchos años más. Un anciano guerrero como él, inmerso aún en su combate no-violento por la vida en la Tierra, es un poderoso ejemplo para todos, un modelo a seguir que no nos podemos permitir el lujo de perder. Al menos, no todavía.

Sea como sea, siempre nos consideraremos afortunados por haberle conocido, e intentaremos aprender de él todo cuanto podamos, mientras siga estando entre nosotros.

Wópila echiciye, ksápa wichastah cala.

Muchas gracias, sabio y anciano guerrero.

Enviar a Apezz

3 comentarios para “Eagle Man: el viejo guerrero sioux”

  • Marta says:

    También he tenido la suerte de estar junto a este peculiar hombre. Decir que tengo la sensación de haber recibido algunas de las más importantes lecciones de mi vida. Me quedan días de integrar poquito a poco todo lo vivido junto a él.
    Me siento agradecida y doy las gracias por cosas tan simples como la de poder observarlo estando a su lado, en un automovil, mientras disrutaba comiéndose una naranja de la huerta Valenciana.
    ¡Gracias Grian por tus palabras!
    Marta

  • Alexandre says:

    Siempre me han gustado las peliculas cuando los indios americanos luchaban con respeto ( e incluso llegando hasta el sacrifico y la derrota ) especilmente con sus formas sigilosas, pacificas y silenciosas.

    Por que entendieramos la mejor forma, la mejor vida ( quizas mejor estilo de vida ) simplemente conviviendo en la naturaleza y con esta. Aún incluso sabiendo que les ha costado mucho sufrir y vivir en un tremendo olvido social, institucional, politico… creado por la descrita ostilidad y terquedad del pueblo Indio Americano. Solo espero que aun nunca habiendo estado en esa parte del mundo como es Estados Unidos de America, pais el cual creo nunca ha aceptado el camino dificil de la convivencia sino el facil de compar, o facil de imitar quizas el impositivo derecho en decrimento de nobles culturas a las cuales ahora espero recurran con naturalidad las nuevas generaciones de estado unidenses al vivir la verguenza por el descubir la mentira del imperialismo como camino hacia lo que llaman glovalidad ( pero para ¿que? si se perpetua el olvido y no se acepta el perdon ). Bueno es facil que me equivoque a mi tambien me sale muy caro el llegar a dónde estoy. Pero tengo mucho respeto por la cultura Indigena American y personalmente en mi estilo de vida he aplicado algunas ideas ( quizas las mas cercanas de introducir bajo el lema del respeto y paz de los guerreros ).

    Así deseo suerte a “Eagle Man” como persona, y siento no haber sabido de su visita antes, pero espero poder tenerlo más en cuenta. Por cierto deseo enviarle saludos de Rush! mi vecino perro. Hoy día nuestros más ayegados sufridores los animales domesticos, valientes y nobles compañeros de milicia al servicio de la Tierra, disculpandome ante sus responsables humanos, mis vecinos que le alimantan y quieren muy cariñosamente.

    Je! Je!

    Un saludo atento y respetuso.

    Fdo.: AV

  • grian333s says:

    Hola, Alex.
    Intentaremos traer de nuevo a Eagle Man a España, quizás para el año próximo. De momento, he traducido al castellano su libro “Mother Earth Spirituality”. Según me ha dicho, quiere publicarlo a través de Amazon, para Kindle. Y, mientras tanto intentamos traerlo, traduciré otro libro que acaba de escribir y que lo ha querido dedicar a España y los españoles, puesto que se fue de aquí muy impactado.
    Si deseas estar informado de su posible vuelta a España, escribe, por favor, a info@midnightsun.com.es, y dile a Marta que te ponga en la lista de correos para informar sobre Eagle Man. De cualquier cosa que hagamos en relación con él recibirás cumplida información.
    Gracias por tu comentario en mi blog. Recibe un cordial saludo.
    Grian


Deje un comentario

Más en esta categoría

La Vía del Guerrero (1)
La Vía del Guerrero (1)

“Entendíamos la guerra como una institución del Gran Misterio, un torneo o prueba de valor y destreza organizado, [Leer más]

Comunicado de prensa de Anonymous, en castellano (10 Dic. 2010)
Comunicado de prensa de Anonymous, en castellano (10 Dic. 2010)

Nada más terminar de colgar el anterior post, me he encontrado con un comunicado de prensa de Anonymous en la que [Leer más]

¡Guerreros!
¡Guerreros!

Hace 26 años que, por motivos que no vienen ahora a cuento, abandoné la práctica del rugby, un deporte en el que me [Leer más]

Lo que me queda de la Cumbre de Copenhague
Lo que me queda de la Cumbre de Copenhague

Terminó la esperada Cumbre de Copenhague. Y terminó como muchos esperaban que terminara: con un desastroso fracaso de [Leer más]

Archivos