Activismo y cambio de conciencia social
Thursday August 17th 2017

Revoluciones sin líderes

Las bandadas de estorninos no tienen líderes

El pasado 22 de octubre hice una ponencia en un congreso celebrado en Valencia, “Encuentros por un Liderazgo Emergente”. El título de la ponencia fue “Liderazgo colectivo y sociedad civil: Hacia un nuevo orden mundial”, y en ella expuse los resultados de distintos estudios científicos realizados con especies animales gregarias y con seres humanos.

En las investigaciones del Dr. Andrea Cavagna con las bandadas de estorninos, por ejemplo, se ha demostrado que los asombrosos movimientos de oleaje que realizan estas aves no parten de las directrices de ningún estornino líder, sino que cada individuo cambia las direcciones de su vuelo en función de la información que le llega de los 6 o 7 individuos que tiene a su alrededor. Es decir, los movimientos de la bandada son el resultado de infinidad de decisiones locales (individuales) surgidos de información local.

Por otra parte, en los estudios de la Dra. Deborah Gordon con las hormigas rojas cosechadoras se ha comprobado que en los hormigueros tampoco existe una organización central que dé órdenes al resto de la colonia —ni siquiera la hormiga reina tiene tal atribución—, y que todos sus complicados movimientos grupales parten, al igual que en el caso de los estorninos, de decisiones locales (individuales) tomadas a partir de información local.

Y lo mismo se puede decir de los estudios con bancos de peces (espinosos reales) realizados por el Dr. Jens Krause, de la Universidad Humboldt de Berlín.

Pero también se han realizado estudios con el comportamiento de los seres humanos en las multitudes, en lo que se ha dado en calificar como inteligencia colectiva. El Dr. Dirk Helbing, de la Universidad Tecnológica de Dresde, ha demostrado que en los seres humanos existe una inteligencia colectiva inconsciente que nos permite auto-organizarnos en un comportamiento coordinado y cooperativo dentro de las multitudes. Y todo ello, también aquí, sin líderes que organicen a las masas, con decisiones locales-individuales tomadas a partir de información local.

A partir de todos estos datos no deberían resultarnos extraños fenómenos como el de Anonymous, esa multitud de ciberactivistas sin líderes ni organización que la respalde, que ha sido capaz de derribar las páginas web de potentes entidades financieras, como Mastercard o Visa, y que ha sido capaz de movilizar y sacar a la calle a miles de manifestantes en defensa de los derechos civiles, como se hizo evidente recientemente con el caso Wikileaks.

Y tampoco debería resultar extraño el fenómeno de las actuales revoluciones en los países árabes, unas revoluciones sin líderes que, precisamente por ello, hacen casi imposible descabezar estos movimientos por parte del dictador de turno.

¿Cómo parar una revuelta si no se sabe adónde dirigir el golpe, si los dictadores no son capaces de detectar el origen propulsor de las revueltas por ser éste multitudinario?

Pero, ¿cómo se ha conseguido esto? ¿Cómo se ha conseguido poner en marcha estas revoluciones sin un centro director, sin un órgano propulsor, sin rostros públicos que empujen a las masas?

Se ha conseguido gracias a la revolución de la información que ha supuesto Internet.

Como decía antes, el liderazgo colectivo parte de decisiones locales-individuales tomadas a partir de información local, e Internet ha sido el instrumento que nos ha permitido, como especie, convertir la información nacional, e incluso la información global, en información local, en una información a la que cualquier ser humano puede acceder desde su propia casa a través de la Red.

Como dice Manuel Castells, catedrático en la Universidad de Berkeley, en La Vanguardia (29/01/2011), en su artículo La wikirrevolución del jazmín:

“Obviamente, no es la comunicación la que origina la revuelta. Esta tiene causas profundas en la miseria y la exclusión social de buena parte de la población, en la pantomima de democracia, en el oscurantismo informativo, en el encarcelamiento y tortura de miles de personas, en la transformación de todo un país en la finca de las familias Ben Ali y Trabelsi con el beneplácito de EE.UU., los países europeos y las dictaduras árabes. Pero sin esa nueva forma de comunicación la revolución tunecina no hubiera tenido las mismas características: su espontaneidad, la ausencia de líderes, el protagonismo de estudiantes y profesionales, junto con los políticos de la oposición y los sindicatos jugando un papel de apoyo cuando estaba el proceso en marcha.”

Como dice Manuel Castells, los políticos de la oposición se han tenido que limitar a jugar el papel de meros comparsas, uniéndose a unas revoluciones que ha puesto en marcha la misma sociedad civil, sin líderes ni “héroes” de papel.

Y esto supone un gran cambio, un grandísimo cambio, en el modo en que se desarrollan los procesos sociales y políticos en nuestro planeta.

A partir de ahora, y como venimos diciendo en este blog desde hace meses (ver Cablegate I: La sociedad civil, una fuerza con la que van a tener que contar, Cablegate IV: La Contracultura sigue viva, Comunicado de prensa de Anonymous, Un viento de esperanza o El punto crucial), los líderes políticos, económicos y sociales tendrán que prestar más atención a la sociedad civil, pues el antiquísimo enfoque del liderazgo individual que nos ha venido rigiendo desde el principio de los tiempos está dejando paso a un liderazgo colectivo que anuncia ya el paso de la especie humana desde su adolescencia colectiva a su plena madurez.

Nos adentramos con una rapidez vertiginosa en un nuevo orden mundial. Pero no el orden mundial que los Amos del Mundo (los poderes financieros-económicos en la sombra) pretenden imponernos a todos a través del neoliberalismo. La Vida, siempre más fuerte que nosotros, los humanos, termina por sorprendernos una y otra vez con giros y virajes inimaginables.

Nos adentramos en un nuevo orden mundial en el que los seres humanos en su conjunto, la Sociedad Civil, va a terminar imponiéndose y marcando el rumbo de los asuntos humanos, mal que les pese a quienes pretenden imponer su mundo de dinero, explotación y guerras.

Nos encaminamos hacia un cambio social del calibre —si no de mayor calibre— del que supuso la Revolución Francesa, otro giro de la Vida impensable e inimaginable para los Amos del Mundo de aquella época. Y ésa es una gran noticia para todos aquellos seres humanos —ya mayoría—, que anhelan un mundo más justo, solidario, pacífico y sostenible.

Eso sí, convendrá que defendamos con uñas y dientes ese gran instrumento que se ha puesto en nuestras manos para convertir la información global en información local; esa gran herramienta que facilita la acción del liderazgo colectivo.

Convendrá que estemos dispuestos a movilizarnos y salir a la calle si es necesario por defender la libertad de información global que supone Internet.
Enviar a Apezz

8 comentarios para “Revoluciones sin líderes”

  • Zeitbee says:

    Creo que quien ha escrito este post (muy interesante por otra parte) no conoce un fenómeno fundamental en el campo de las “revoluciones sin líderes” que esta ocurriendo en este momento. Me estoy refiriendo al movimiento Zeitgeist. Existen actualmente activistas organizados de dicho movimiento en casi todos los países del mundo. Es una organización no-jerárquica y totalmente descentralizada. Le animo a participar en ella. Si quiere mas información sobre como ponerse en contacto con personas cercanas a usted de dicho movimiento busque la palabra Zeitgeist junto al nombre de su país/región/ciudad en cualquier buscador y probablemente encuentre la web local del movimiento.

  • grian333s says:

    Gracias por el comentario y la información. De Zeitgeist conozco un documental, una de cuyas secciones me pareció muy interesante (la 3ª, del resto hubo cosas que me parecieron más o menos acertadas en su enfoque). Pero no conozco los detalles de Zeitgeist como movimiento u organización. Prometo informarme más a fondo. Gracias, y un cordial saludo.

  • Pepi Vegas says:

    Espero que ese movimiento civil colectivo sea un arma potente para acabar con tanta injusticia. Sea la herramienta para parar los actos crueles y la depredación humana en el planeta. Sea, como en el caso de los estorninos, una ola gigante autónoma de conciencia social, compasiva y ética hacia todas las especies.

    Grian, fantástico artículo. Confiemos, también, en que no se corrompa este medio que nos ha sido dado… no olvides que sus hilos los manejan grandes empresas, propietarias de redes sociales y demás engranajes y por tanto corruptibles.

    Un abrazo.

  • grian333s says:

    Es cierto que en Internet hay grandes empresas controladas por los Amos del Mundo o sus “secuaces”. Sin ir más lejos, Paypal pertenece a Ebay, una empresa controlada por una senadora o congresista norteamericana del Partido Republicano, quizás incluso del Tea Party. Ése fue el motivo por el cual Paypal cortó la cuenta de Wikileaks.
    Pero también es cierto que hay otras muchas empresas en Internet que están en manos de multimillonarios con otra mentalidad. En la novela que estoy escribiendo actualmente hablo precisamente de que Internet es un heredero directo de la Contracultura de los 60, tanto en su filosofía como en su enfoque. Y no lo digo yo, si buscas en Internet verás que lo dicen muchos. Uno de ellos, Steve Jobs, el creador de Apple, iTunes, Estudios Pixar, etc., y uno de los que le ha dado forma y espíritu a la revolución de la informática y de Internet, y que, por cierto, es un antiguo hippie que nunca renunció a sus ideales.
    Y entre los jóvenes que están dándole vida a Internet, como Mark Zuckerberg, el creador y dueño de Facebook, podemos encontrar una mentalidad que no deja de ser una continuación del pensamiento que dio origen a Internet. Quizás por eso Facebook (o Twitter) no se borraron de la lista con el tema Wikileaks. Precisamente, son Facebook y Twitter los que están propiciando las revoluciones en el mundo árabe, y las que han consentido las movilizaciones antisistema de Anonymous. Detrás de estas empresas no parecen haber capitales neoliberales.
    En tanto la atmósfera psicológica y las maneras de hacer de la Red se mantengan dentro de la filosofía de la Contracultura, que es la que le dio su espíritu, no creo que podamos temer por este lado. Si, en cambio, hay que estar muy alertas a los ataques procedentes desde la política, auspiciados por los poderes financieros. Ahí sí habrá que movilizarse, en cuanto intenten controlar la libre circulación de información en Internet por medio de leyes y jueces. Ahí sí habrá que salir a la calle, pues no bastará con realizar ciberataques aquí o allí.
    Muchísimas gracias por tu comentario, Pepi.

  • Carlos Martinez says:

    Hola Grian. el articulo que presentas is simple en contexto pero complicado en su entendimiento. Me a gustado. Por me parte, veo muy claro que los cambios del presente alrededor del mundo nos intuya a participar en ellos de alguna manera como individuos en forma colectiva (Como los Estorninos,compartimos DNA de defensa la cual nos hace intuir por las acciones de un solo individuo) siempre e visto, aceptado, que la multitud se rige por uno, o algo (singular). Llámalo democracia,comunismo,dictador,presidente,Dalai lama, rey, facebook, Dios o Satanas, Siempre hay uno que tiene que regir.
    Entiendo que entidades pequeñas deseen auto gobernase, basándose en un idealismo diferente al que hay en el presente. Esta acción es solo un proceso natural que fue hecho en el pasado, presente y seguirá en el futuro, se conoce como evolución social. Pero, no es contradictorio en acuerdo al articulo el regirse por asimismo?, Cuando se entiende que un individuo is autónomo total y por que?
    Un abrazo.

  • grian333s says:

    No entiendo muy bien tu pregunta, Carlos, pero me parece que planteas una duda acerca de la posible madurez de los individuos para gestionar los procesos.
    Lo que se desprende de los estudios científicos, sobre todo de los de Dirk Helbing (tiene unos estudios interesantísimos sobre la aparición ESPONTÁNEA del comportamiento cooperativo en la sociedad), es que la clave no se halla en el individuo en sí, sino en la suma de individuos, en una especie de inteligencia colectiva, en gran medida inconsciente, que es capaz de llevar a grandes números de individuos a auto-organizarse como colectivo. Es como si la suma de decisiones individuales, tomadas a nivel local a partir de información local, se combinara de tal modo dentro del conjunto total que da lugar a una respuesta colectiva sorprendentemente ajustada y altamente adaptativa para la supervivencia.
    No sé si esto responde a tu pregunta. En cualquier caso, gracias por tu comentario.
    Un abrazo.

  • Raúl Diaz says:

    En las mentes y corazazones de much@s hace tiempo que algo,se esta fraguando.Las formas de dominación y alienamiento del pensamiento están por doquier en nuestra sociedad y aun asi cada vez más gente no se traga lo que le dicen en los “medios de comunicación”.
    Internet nos a dado y nos da una forma de contrainformarnos,contrastar informaciones e incluso devatirlas.
    Pero esto no vale de nada si no hacemos un esfuerzo por hacer visible en la sociedad (esto es en la calle,en los centros de trabajo etc..)nuestra repulsa al actual estado de bienestar,que solo precariza nuestras vidas y derechos aqui y esclaviza la de otr@s en los paises en desarrollo o en vias de…
    un saludo ,fuerza para tomar la libertad y salud para disfrutarla.

  • grian333s says:

    Tienes toda la razón, Raúl. Y quiero insistir, sobre todo, en que Internet es un magnífico instrumento para la movilización, pero que no basta con las ciberacciones. Como dices tú, la acción se tiene que llevar a la calle, tanto en el día a día, con nuestras actitudes, opiniones, comportamientos y palabras, como cuando se haga necesario movilizarse masivamente en situaciones extraordinarias, como están haciendo actualmente en Egipto, o como cuando la gente se puso delante de las embajadas de Estados Unidos con el caso Wikileaks.
    Muchísimas gracias por tu comentario. Un cordial saludo.


Deje un comentario

Más en esta categoría

Una nueva visión del mundo
Una nueva visión del mundo

En el preámbulo del acta de constitución de la UNESCO dice: “Que, puesto que las guerras nacen en la mente de los [Leer más]

De Copenhague a Nueva York
De Copenhague a Nueva York

El Dr. Federico Mayor Zaragoza fue director general de la UNESCO entre 1987 y 1999. Científico, académico, político, [Leer más]

Y la indignación crece…
Y la indignación crece…

En el post de ayer estaba dando por hecho que un pequeño número de radicales habían complicado las cosas con su [Leer más]

Una revolución SIN: sin violencia, sin líderes…
Una revolución SIN: sin violencia, sin líderes…

Los acontecimientos de ayer en Barcelona deberían llevarnos a reflexionar, en frío, sobre cuáles deberían ser los [Leer más]

Piensa globalmente… ¡World Revolution!
Piensa globalmente… ¡World Revolution!

“Piensa globalmente, actúa localmente” es la máxima de Patrick Geddes que los activistas de medio mundo estamos [Leer más]

Archivos